Una persona calentó con el calentador. / LP

Sentir un frío persistente en los pies puede estar asociado con un problema de salud.

BS

Ha llegado el frío. Y, además, sorprendió a los españoles. El abrigo está guardado en el armario y es hora de sacarlo, junto con las bufandas, sudaderas y suéteres, y darse cuenta de que los meses más cálidos son cosa del pasado.

Con la bajada de temperaturas, la
la temperatura corporal también desciende. Hay personas que siempre tienen congeladas determinadas partes del cuerpo, en cuanto llega el frío, sobre todo los pies.

Lo habitual es que pase por la ropa mal elegida, por lo que basta con elegir un par de calcetines y zapatos que sean más adecuados para la época del año. Sin embargo, si tiene pies fríos con frecuencia, esto puede deberse a otros factores como
falta de movilidad, ya que la actividad muscular persiste durante mucho tiempo y, por tanto, se reduce la circulación sanguínea, lo que naturalmente provoca frío en los pies.

Muchas áreas del pie suelen ser notadas por personas con problemas de circulación. No solo por el frío, sino por el color inadecuado de los pies, que pueden tornarse rojos o morados. Ellos quienes son
problemas neurologicos También tienen sensibilidad en las piernas, porque a menos que se le indique al sistema circulatorio que aumente el flujo sanguíneo para que se calienten, no entrarán en un carlor.

La sudoración excesiva puede ser otra de las causas por las que muchas personas sufren constantemente de un pie frío. La sudoración genera mucha humedad en los pies, y el frío los acompaña a bajas temperaturas durante mucho tiempo.

Otra causa que puede causar pies fríos es la
El luto de Raynaud, un trastorno de los vasos sanguíneos que generalmente afecta los dedos de las manos y los pies. Sensaciones de entumecimiento y frío debido a las bajas temperaturas y al estrés. Cuando esto sucede, la sangre no puede llegar a la superficie de la piel y las áreas afectadas se vuelven blancas y azules. Cuando vuelve el flujo sanguíneo, la piel se enrojece y experimenta una sensación de hormigueo o palpitante.

La diabetes, la anemia o la demencia también pueden estar asociadas con un resfriado persistente y, a veces, con una molesta sensación de frío en los pies. Finalmente, otras afecciones asociadas con los pies fríos, como la diabetes, la anemia o la deficiencia general de vitaminas, pueden asociarse con la neuropatía periférica.

Aquí está la dieta que Rosa López perdió cuarenta kilogramos

Consejo

Para evitar esta sensación de frío en los pies, que en ocasiones puede resultar doloroso, se recomienda que:

– No use zapatos muy ajustados, para promover una buena circulación sanguínea en los pies.

– Beber agua con frecuencia y seguir una buena dieta, especialmente alimentos ricos en vitaminas.

– Seque los pies por miedo a mojarse con la lluvia, especialmente entre los dedos.

– No caliente sus pies acercándolos a fuentes de calor potentes, como un radiador o una estufa.

– Cuida los pies con crema hidratante para reactivar la circulación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.