Actualizado

El ministro del Interior confirma que la referencia de Pedro Sánchez a los agentes hacía referencia a las malas condiciones en las que el PP alojó a los agentes en Cataluña.

Marlaska, boed y con gritos de «fuera, fuera» juramentan a los nuevos policías en vilaEL MUNDO
  • reacciones PP y C cargan contra Sánchez por referirse a los policías enviados a Cataluña el 1-O como «líneas de votación»
  • sesión de control Sánchez se declara «víctima» de espionaje para escapar del acoso parlamentario por el caso Pegaso

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha hecho sonar el silbato el pasado viernes durante su discurso de juramento en la nueva policía de aldea y la «falsa polémica» por la acusación de los tuiteros se ha atribuido a la «vergüenza» del Partido Popular por las condiciones en las que proporcionó alojamiento a los agentes en los barcos durante el referéndum del 1-O.

A preguntas de la prensa al término del acto de juramentación sobre nuevos actores de la escala original, Grande-Marlaska declaró que «lo acepta todo» aunque «unos cuantos» silban y gritan «en su opinión. Fuera, fuera». “Lo más importante son todos los aplausos que silenciaron esos silbidos”, dijo.

Reafirmando lo dicho al final de su intervención en la escuela de policía de Vila, el titular de Interior ha indicado que los aplausos en medio de su discurso no iban dirigidos, «sólo a los que permitían» el acceso al cuerpo policial. .. «Hoy es su día, es su fiesta», dijo refiriéndose a los nuevos agentes.

Grande-Marlaska ha desvinculado las quejas del sector público sobre la acción in vila con las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre «mandar tuits» durante el 1-O. «Son polémicas falsas y respondí rápido», ha dicho, añadiendo esa polémica al PP, que «todavía se siente culpable por lo que hizo con la Policía durante siete años».

“Recordamos todas las imágenes. Son unos barcos en el puerto barcelona donde nuestros hombres y mujeres, en momentos difíciles de sobreesfuerzo y exigencia, no han sido tratados con la dignidad necesaria que su Gobierno les debe tratar como representante de la sociedad española”, prosiguió.

La ministra comparó este caso de las barcas con dibujos de Piolín y otros muñecos infantiles con las condiciones del dispositivo policial ya puesto en marcha con el Gobierno de Pedro Sánchez en octubre de 2019, al mismo tiempo que una sentencia del 1-O, donde «todas ellos “fueron los medios, comodidades y necesidades cubiertas”.

«Vergüenza es el PP»

«La vergüenza es del PP, que todavía tiene esa vergüenza de no saber quitársela de encima: todos hemos visto cómo trataba a nuestros policías; eso no lo permitiría nunca», ha dicho recordando el «25% de media». aumento de sueldo de policías y guardias civiles o la recuperación de más de 10.000 efectivos.

Estos policías devueltos, dijo, son los que permiten reforzar «servicios especiales» como la reapertura de la frontera en Ceuta Y Melilla o finales de fútbol parecidas a la vivida recientemente en Sevilla.

La prensa le preguntó por el dispositivo de seguridad para traer de vuelta a España al rey emérito, al que evitó dar detalles sobre la necesidad de «mantener reservas» por motivos operativos. No obstante, ha afirmado que el despliegue es «preciso», como en otras circunstancias similares.

El proyecto de confianza

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.