La intervención de 480 kilogramos de hachís en la autovía A-4, a su paso por Écija, estuvo precedida de un incidente de tráfico. Los agentes que recibieron este cargamento estaban adscritos al Destacamento de Tránsito de esta ciudad, y se encontraban prestando un servicio de vigilancia vial. El centro de operaciones les solicitó que atendieran una incidencia vial provocada por una furgoneta en la referida carretera.

Según informó este miércoles la Guardia Civil, después de que los agentes se personaran en el lugar, vieron una estructura en el vehículo que levantó sospechas. Esta pieza fue simulada dentro del vehículo, lo que llevó a los guardias a sospechar que la camioneta podría tener un fondo falso. Los agentes continuaron inspeccionando esa estructura, donde encontraron unos paquetes que contenían hachís.



Una vez retirada la estructura de desmontaje y carga completa, se comprobó el transporte de trece copas de hachís, arrojando un total de 480 kilogramos. Por ello, su conductor, un zaragozano de 51 años, fue detenido como autor de un presunto delito contra la salud pública, condenado a tres a seis años de prisión y multa del triple al triplo. drogas bajo investigación, crimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.