La flota de taxis de Córdoba acaba de incorporar sus primeros tres vehículos totalmente eléctricos. Dos son Teslas y Hyundai Ioniq. Todos los coches, a pesar de que los Tesla están valorados en 53.000 euros, han cedido 8.000 euros en concepto de indemnización, según el delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Córdoba, Miguel Ángel Torrico.

El objetivo de la instalación de estos vehículos es acelerar la movilidad sostenible, sin dañar el medio ambiente. “Queremos dotar al sector del taxi cordobés de los parámetros que se están demandando a nivel europeo en este tipo de transporte”, dijo Torrico.

Además, se subvencionaron 35 taxis para la instalación de GLP (gas licuado del petróleo), de los que Córdoba ya tiene el 20%. Estas instalaciones ambientales también se han utilizado para reemplazar taxímetros, módulos de iluminación, cámaras de seguridad, GPS, entre otros elementos.

Según el Ayuntamiento, la idea es «reemplazar paulatinamente ese parque vehicular por otros que no contaminen y brinden un servicio público de calidad», lo que beneficiaría la calidad del aire en la ciudad de Córdoba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.