05/03/2010 15:00:15

El secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Rafael Velasco, avisó este viernes que, si el PP-A quiere diálogo, primero la portavoz popular en el Parlamento de Andalucía, Esperanza Oña, debe rectificar por instar el jueves al presidente de su partido en Andalucía, Javier Arenas, «a provocar» al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán.En rueda de prensa, Velasco reaccionó así después de que el PP andaluz haya exigido a Griñán que pida perdón a los andaluces, al Parlamento de Andalucía y a Arenas por abandonar su escaño cuando el líder de los populares se dirigía a entregarle un documento con medidas para combatir la crisis.Ante esto, Velasco dijo este viernes lamentar que Arenas intentara el jueves «convertir la Cámara andaluza en un circo», en el marco de una estrategia de Arenas para promover «la perversión de la democracia», en un claro ejemplo de «actitud antidemocrática del líder de la oposición en Andalucía», a quien recordó que «las reglas de la democracia seguirán rigiendo los destinos de la comunidad autónoma, y esas reglas determinan que hay un presidente», Griñán, «que es quien marca las directrices, los proyectos, los programas y la acción de gobierno, porque así lo han decidido los andaluces mediante su voto».Por ello, a su juicio, si Arenas, «en sus ansias de poder, lo que quiere es gobernar la comunidad autónoma desde la oposición, se dará de bruces contra esa estrategia perversas, pues aquí hay un Gobierno y un presidente, José Antonio Griñán, que es el que representa a más de ocho millones de andaluces y, por lo tanto, frases como las que el jueves se pudieron escuchar a la portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, la señora Oña, instando a su líder, el señor Arenas, a provocar al presidente de la Junta de Andalucía, enfangan la vida política andaluza, deterioran la imagen de las instituciones y son un insulto a los andaluces».En consecuencia, «ante un partido que quiere hacer creer que está dispuesto al diálogo y al consenso», la respuesta del PSOE es que, previamente, haya «una rectificación total de las declaraciones hechas el jueves por Oña y que diga Arenas si esa es la estrategia para construir Andalucía que él propone a los andaluces, la de la provocación, la de enfangar la vida política y la de deteriorar las instituciones democráticas».«POSICIONES DICTATORIALES» Y FOTOSEn este sentido, el secretario de Organización del PSOE-A opinó que los andaluces no se merecen a un líder de la oposición «más cercano a posiciones dictatoriales que a la vida democrática que rige los destinos» de Andalucía y de España, no siendo entendible que «un líder de la oposición diga en su discurso que no quiere fotos y que luego intente forzar una foto en el Pleno del Parlamento entregándole un documento (a Griñán), en teoría para el consenso, que en realidad era una copia literal de una proposición no de Ley que se iba a ver después en el Parlamento».Para Velasco, si de verdad Arenas apuesta por el consenso, «no puede intentar imponer su doctrina a través de una proposición no de Ley, cuando se ha abierto una mesa de diálogo, precisamente para analizar las medidas anticrisis», lo que le llevó a decir que lo intentó el jueves Arenas «se llama trampa», algo que el PSOE «no va a aceptar, y mucho menos provocaciones al presidente de todos los andaluces».A pesar de ello, «desde el escepticismo que tiene el PSOE, ante el ofrecimiento de diálogo hecho el jueves por Arenas, que fue contestado de manera formidable por el presidente de la Junta de Andalucía, llamándolo a trabajar, en el despacho, sin fotos, sin numeritos y sin circo», los socialistas están «dispuestos al diálogo, pero para eso es necesaria una rectificación de las formas y de lo que ayer se escuchó en sede parlamentaria»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.