Felipe Miñambres, próximo director deportivo del Levante. / Álex Domínguez

El nuevo director deportivo del Granota Celta se marcha con un superávit de 17,6 millones El técnico celeste dejará el club con unos ingresos medios de 18 millones y unos gastos de 15 millones por temporada.

Felipe Miñambres está a pocas horas de ser nombrado nuevo director deportivo del Levante. Los Leones dejarán el control del Celta tras seis años en los que el club pudo realizar 38 compras y 24 ventas, registrando un beneficio global de 17,6 millones de euros, saldo ganado por los 108 millones de euros ingresados, frente a los 91 que se realizaron. para las estaciones. Tras completar un ciclo al frente de la dirección deportiva celeste, convirtiéndose en uno de los mejores equipos de la historia del Celta, que tocó la final de Europa League y la Copa del Rey cinco años en su dedo, Miñambres llegará aterrizado. Valencia para iniciar una nueva era de gestión deportiva en el Levante.

El líder que hasta ahora ha luchado por mantener el recuento del equipo gallego, a pesar de su gran éxito a nivel deportivo, en varios momentos. Uno de los grandes obstáculos de la cabeza del Celta era encontrar entrenadores que pudieran seguir el legado de Eduardo Berizzo. Juan Carlos Unzué, Antonio Mohamed, Miguel Cardoso, Fran Escribá, Óscar García Junyent y Eduardo Coudet son todos los candidatos que han pasado hasta el momento por el banquillo celeste, una serie de entrenadores cuyo trabajo nunca ha podido marcar. olvídate que Argentina se fue.

A la gestión de Miñambres en la secretaría técnica del Celta le ha ido mejor de lo que le ha ido. En seis años, y tras ser el artífice de la inyección de 18 millones que recibió por la venta de Nolito al Manchester City Guardiola, el director deportivo leonés logró generar un beneficio total de 108 millones de euros, estableciendo una renta media de 18,1 millones de euros por temporada . Asimismo, durante estos seis años, Miñambres registró unos gastos de 91 millones de euros, marcando una media de 15 millones por temporada, lo que se tradujo en un superávit de 17,6 millones de euros tras trabajar y Celta.

Estas cifras son las que han acabado con el deslumbrante Quico Catalán, presidente del Levante, que quiere que el director deportivo empiece a trabajar a las órdenes del club cuanto antes. Por eso, el presidente del Granota ha preparado un contrato hasta 2025, que encomienda todo el proyecto deportivo azulgrana al Miñambres, ya sea en Primera División o en Segunda División.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.