Saltar al contenido
Portada » Noticias » Crimen en Valencia La mujer acusada de matar a su pareja con laxantes permanecerá en el chalet de las víctimas en Paterna

Crimen en Valencia La mujer acusada de matar a su pareja con laxantes permanecerá en el chalet de las víctimas en Paterna

El hospital IMED Valencia. / Damián Torres

Familiares de hombre que murió por posible intoxicación interponen demanda de desalojo para desalojar al sospechoso

javier martinez

La mujer ha sido acusada de asesinar a su pareja sentimental tras presuntamente intoxicarla con drogas laxantes, Mari Carmen BG, de 56 años, en libertad provisional y viviendo aún en el chalet de la víctima en Paterna a pesar de que los familiares de la fallecida interpusieron una demanda para desalojarla. .

La supuesta actitud delictiva de la sospechosa, a quien también se le acusa de los delitos de estafa y deshonestidad, y las mentiras que dijo a los hijos y al hermano de la víctima levantaron las primeras sospechas en los familiares de Salvador V., de 70 años. años el hombre muere en extrañas circunstancias.

Según las investigaciones policiales, Mari Carmen compró gran cantidad de laxantes en las farmacias de Paterna para envenenar a su pareja, y probablemente estuvo mucho tiempo en el hospital para vaciar su cuenta bancaria y hacer compras con sus tarjetas de crédito.

Detenida una mujer de Valentia por la muerte de su pareja con laxantes

Salvador pasó siete meses en el hospital privado IMED de Burjassot, donde sus familiares lo visitaron en varias ocasiones, pero el presunto envenenador les dijo que la víctima padecía diarrea por una posible infección bacteriana allí durante un viaje que el hombre realizó a Vietnam.

La víctima permaneció con su pareja en el hospital hasta el día de su muerte. La mujer les dijo a los niños de Salvador que no podían visitar a su padre ya que solo permitían un acompañante en el hospital para prevenir contagios de Covid.

A pesar de todas las pruebas y análisis realizados a la víctima para esclarecer las causas de la diarrea, los médicos no pudieron establecer las causas. Sin embargo, los sanitarios constataron que cuando el paciente ingresó en la unidad de cuidados intensivos, donde no recibía visitas, su estado de salud mejoró, pero el paciente volvió a empeorar cuando fue trasladado a una habitación del hospital en compañía de su partido. Y así una y otra vez.

Meses antes de que fuera detenida por la Policía Nacional, los hijos de Salvador pidieron a Mari Carmen que abandonara el chalet tras descubrir que una de las cuentas bancarias de su padre tenía saldo negativo. Pero la presunta envenenadora se negó a salir de la casa, donde vive con dos de sus cuatro hijos, y los familiares de la víctima interpusieron entonces una demanda de desalojo.

El sospechoso fue puesto en libertad sin acudir a los tribunales y regresó la semana pasada a la
chalet de la canyada tras ser interrogado por agentes del Grupo de Homicidios de la Policía Nacional. La mujer estuvo detenida un día y medio y ejerció su derecho a no declarar, aunque niega haber envenenado a su pareja con drogas laxantes.

Tras revisar las cuentas bancarias de su padre, los hijos de Salvador descubrieron que Mari Carmen había sacado 62.000 euros en muchos cajeros automáticos y realizado compras por valor de 30.000 euros con las tarjetas de crédito de la víctima. Además, los familiares señalaron que hubo muchas facturas por la compra de sustancias laxantes en farmacias durante los meses que el hombre vivió en el hospital.

Salvador y Mari Carmen llevaban juntos casi dos años. Se mudó a vivir al chalet de La Canyada en los primeros días del parto forzado por la pandemia. El hombre era viudo, tenía un problema de diabetes y dejó de trabajar en su negocio familiar tras sufrir un derrame cerebral. Su familia está molesta y profundamente entristecida por las extrañas circunstancias que rodearon la muerte de Salvador.

Web | Otras publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *