23/12/2009 11:30:27

El presidente José María del Nido concedió hace unos días una extensa entrevista en exclusiva a SFC 1905. El máximo mandatario abordó todos los temas de la actualidad nervionense y sobre todo habló de la Liga y su gran anhelo: la Liga. Una Liga que es imposible, por ahora, pero que tiene como su principal aspiración: «En una Liga en torno a los 80 puntos, como la han ganado en los últimos diez años Deportivo y Valencia, el Sevilla podría estar ahí para pelearla, como ya ocurrió hace cuatro campañas. Pero es evidente que en una liga de este nivel, en la que los propios grandes están batiendo su propio récord, se me hace imposible. A mí me gusta tener los pies en el suelo, pero soy de los que entiende que si no se aspira a conseguir cosas, no se puede conseguir nada. Cuando uno pone la zanahoria alta es cuando se acerca a cogerla. El Sevilla no se hubiera metido entre los seis primeros en los últimos seis años si no se hubiera puesto alto el objetivo. El Sevilla la puede coger, al que está en el puesto catorce le costará más». Dicho esto, tiró de sinceridad: «Me gustaría conseguir la Liga antes de que expirara mi mandato, porque creo que las personas se agotan y también los proyectos pasan. Pienso que el futuro del Sevilla debe tener en el horizonte que algún día José María del Nido faltará y evidentemente si no consigo la Liga me iría con un gran desencanto».Lo mejor de todo es que el equipo está en el camino: «Creo que el Sevilla está marcando el paso, no da pasos atrás, sino adelante. Eso es importante para cuando la Liga no esté en 90 puntos, sino en 80, el Sevilla FC pueda ser una alternativa real al título».No a los fichajes de inviernoCambiando de tercio, preguntado por si existía alguna posibilidad de que se realizaran fichajes de invierno, el presidente negó tal extremo en absoluto: «¡El Sevilla no se puede gastar diez millones de euros por una frivolidad para un mes! El Sevilla no tiene capacidad económica para ello y el que lo piense… El Sevilla no puede, porque Zokora se vaya ir 20 días, fichar a un futbolista de su nivel, que nos cueste diez millones de euros y que gane dos millones libres de impuestos, para tres semanas. Eso lo pueden hacer Madrid y Barcelona, nosotros somos un club medianito en lo económico. Cuando hemos planificado la temporada vimos que había cinco mediocentros y que en ese puesto podíamos incorporar a Konko y a algunos jugadores del filial. Es simple, ahora busca un futbolista, te gastas un dineral, lo traes y cuando se integra está Zokora de vuelta y juegan Zokora y diez más». El hecho de que no haya africanos no implica que el equipo renuncie a la Copa: «Aquí no se tira absolutamente nada ni para reciclar. También al Barcelona le faltarán Touré Yaya y Keita. Nuestra obligación es, sabiendo que el Barcelona es superior y que ahora mismo es el mejor equipo de Europa y candidato a todo, derrotarlo y pasar la eliminatoria». Y por mucho que el Valencia venga apretando por detrás, Del Nido tiene claro que la única opción a día de hoy es ser terceros… como mínimo: «La única plaza que firmaría ahora mismo sería la tercera, siempre y cuando no tengan un bajón los dos grandes. Hay que ir a muerte a por el tercer puesto y además entiendo que si bien el Valencia tiene un grandísimo equipo, nosotros tenemos mejor plantilla que ellos, bastante». La Champions, ni soñandoOtro tema en el que el presidente derrochó sinceridad fue el de las aspiraciones Champions del Sevilla FC. Quererla la quiere como el que más, pero sabe que es pensar en un imposible: Pues objetivamente entiendo que hoy en día hay cuatro equipos que están un peldaño por encima del resto de los mortales: Manchester United, Chelsea, Madrid y Barcelona. Esos cuatro equipos enchufados, al cien por cien y con fortuna cara a gol pueden ser imbatibles. Ahora bien, el Sevilla va a tener sus opciones, pero ganar una Copa de Europa hoy me parecen palabras mayores».En cualquier caso, se conforma con ganar cualquier título y si es con Jiménez sería «la repanocha». Obviamente, se expresa de ese modo en alusión al técnico, porque en este 2009 que se va el máximo mandatario nervionense ha tenido que aguantar mucha presión en torno a este asunto: «No hubo ningún momento en el que Monchi y yo nos planteáramos el relevo del entrenador, pese a la presión que hubo. En mis cerca de quince años de directivo y más de 20 en torno al Sevilla, jamás había visto una campaña en todos los órdenes tan voraz como la que se hace contra Manolo Jiménez. No lo conocía y fue una experiencia que he sentido sobre mis espaldas, que son más anchas que las de Jiménez, por la experiencia. Pero la verdad es que soportar la presión de estos dos años tiene un mérito tremendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.