El cirujano maxilofacial Luis Senís, durante el juicio del próximo lunes. / TORRES DAMIÁN

El famoso cirujano castellonense se enfrenta a cuatro años de prisión por llevar medio kilogramo de cocaína en una mochila en Valencia

Juan Antonio Marrahí

El conocido cirujano maxilofacial Luis Senís se sentó esta mañana en el banquillo de los acusados ​​por llevar medio kilo de cocaína, droga incautada en septiembre de 2019. La Fiscalía valenciana le ha imputado un delito de salud pública para quienes soliciten cumplir cuatro años en el prisión y pagar una multa de 30.000 euros. Otro hombre acusado de vender la droga, Carlos SV, está siendo condenado a cinco años de prisión.

El Dr. fue arrestado. Senís en la calle Reus de Valencia tras una investigación de la Policía Nacional. Cuando fue arrestado, llevaba 493 gramos de cocaína con un 71% de pureza en su mochila. El Ministerio Público entiende que esto puede implicar la venta de su intención a terceros. El segundo sospechoso, Carlos, confiscó otros 300 gramos con un 82% de pureza.

Desde el primer momento admitió ante el juez que pertenecía a las drogas encontradas en su mochila. No negó que lo compró. Pero dijo que no era para tráfico sino para autoconsumo. Inicialmente fue a prisión, pero luego fue puesto en libertad tras pagar una fianza de 50.000 euros.

Cirujano Luis Senís, absuelto de negligencia médica

Carlos, que se definía a sí mismo como drogadicto, negó en el juicio haber vendido la droga a Senís, en ese momento o en cualquier otro. «No lo vendí, era otra persona, pero no sé su nombre», dijo en el juicio. «Se pusieron de acuerdo en el precio», dijo con preguntas del fiscal.

Senís solo quería responder a las preguntas de su abogado. “Solo lo compré como comida para mí y no quería venderlo. No sé cuánto tardaría. Si no me atraparan con la droga, ahora estaría muerto ”, ha resumido brevemente el cirujano.

Un oficial de la policía nacional que condujo la investigación en la audiencia dijo que Senis tenía un perfil de usuario de drogas al momento de su arresto. «No vale la pena buscar la casa del médico porque la otra persona era nuestro principal interés en la intervención», dijo el agente.

El caso de los videos de sexo

Senís fue protagonista de un escándalo popular ese mismo año, esta vez no como defensor sino como víctima. A principios de 2019, los videos de sexo del popular doctor se volvieron virales. Las imágenes se distribuyeron ampliamente en grupos de WhatsApp y sitios web pornográficos. En tan solo unos días, el rostro del especialista fue reconocible en toda España. También la fiesta de la fiesta que aparece en las imágenes, también una víctima.

El profesional pronto desmintió los hechos: alguien le había robado su celular. La Fiscalía terminó acusando a dos mujeres, EGG y EMM, dos exparejas del cirujano, de robar los teléfonos y difundir los videos en detrimento de la mujer que protagonizó esas imágenes.

«Veremos cuántas personas ven el video, por qué no te suicidas», supuestamente le dijeron a través de un mensaje. El Ministerio Público busca penas de hasta cinco años por un delito que implique revelación de secretos y otro contra la integridad moral. Para uno de los maestros, la solicitud de castigo se reduce a la mitad por aliviar la adicción a las drogas. Además, tienen que indemnizar a la mujer que aparece en los vídeos por 10.000 euros por el daño causado. Este caso aún está pendiente de juicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *