Canet se enfrenta a Beaubier y Chantra de cara a la carrera de este domingo. / REUTERS/Pascal Rossignol

“Es mi mejor temporada en el campeonato”, dice el de Corbera tras terminar segundo en Francia y acercarse al líder Celestino Vietti.

Moisés Rodríguez

«Este es mi mejor año en la Copa del Mundo». Palabra de Arón Canet, que la sitúa sobre 2019, cuando estuvo casi hasta el final peleando por un título de Moto3 con Dalla Porta. El cabecilla de Corbera sumó su cuarto podio de la temporada en Moto2 en Le Mans y podría haber sumado muchos más puntos de no haber encajado los ceros, incluso en los momentos en los que estuvo al frente de la carrera.

El valenciano tendrá que seguir peleando por la primera victoria en la categoría intermedia por la intratable de Augusto Fernández en Francia, en otro mundial y una cómoda delantera desde la caída de Pedro Acosta. El murciano, que ya empieza a despuntar en Moto2, ha bajado cuando estaba al frente de la carrera.

El valenciano Masià gana en Le Mans y vuelve de nuevo a la lucha por el Mundial de Moto3

Detrás de Augusto Fernández, Arón Canet tuvo que luchar contra Chantra y Beaubier, a pesar del aparentemente cómodo dominio del valenciano en un principio. Pero no hay que olvidar que se operó las muñecas hace menos de un mes, dando más valor a los dos podios consecutivos. A diez veces del final, sus rivales avanzaron, pero el hombre de Corbera apretó los dientes.

“La verdad es que no estaba cómodo, no me sentía en la espalda”, dijo. Canet mantuvo el ritmo intentando que su rival no abriera hueco. Chantra le dio un error, que también aprovechó para pasar a Beaubier y pararse frente a la bandera de control en el segundo lugar.

Ahora está a 89 puntos, a tres de Ogura, que ocupaba el quinto lugar. Celestino Vietti minimizó los daños (le valieron los puntos) y acabó en octava posición, por delante de otro valenciano y canetista, Jorge Navarro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.