Los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), ahora son una especie de nota a los municipios, que ven si crecen o no en el número de habitantes. Es una operación no muy complicada, a la que hay que sumar los recién llegados registrados como vecinos y los nacimientos; y restar los que ya no están en el registro o han fallecido.

El resultado puede, en la mayoría de los casos, ser positivo, como ha sucedido en las recientes anualidades i dos municipios de la comarca de La Janda, Barbate y Conil. Para extraer datos históricos, en 1996, hace unos 25 años, en aras de la nitidez, En 1996, Conil contaba con un censo de 16.687 habitantes, 5.201 menos que Barbate, que mantenía el liderazgo regional en ese momento con 21.888 personas inscritas..



Años después, En 2000, las cifras se acortaron y Conil ascendió a 17.773 vecinos y Barbate llegó a 22.020, marcando una distancia todavía de cuatro cifras, 4.247 vecinos de diferencia.

Él era en enero de 2007, cuando Conil superó la cifra de 20.000 habitantes, de modo que Subió un escalón en la defensa de la Diputación por un municipio menor de esa población, Y. aumentó el número de representantes de la ciudad, de 17 a 21 concejales.

Este crecimiento demográfico no pudo evitarse, de eEn 2018, llegó a 22.427 habitantes, la distancia a Barbate como 124 vecinos, ya que el pueblo de Barbate había perdido mucha población, y en ese momento había 22.551 ciudadanos.

Un año después, En 2019 se superó esa barrera poblacional en 11 pequeños vecinos, llegando a Conil 22.529 y Barbate, 22.518. En 2020 arrancó más la distancia, 219 vecinos más, Conil 22.775 y Barbate, 22.556.

Los últimos detalles se conocieron hace apenas una semana. Al 1 de enero de 2021, Conil alcanzó oficialmente la cifra de 23.182 habitantes, y Barbate, 22.761, mostrando distancia del primero sobre el segundo de 421 vecinos..

Tal como está, la población de Conil ha crecido un 38,92% en los últimos 25 años, que traducido en cifras, tiene 6.495 vecinos más. Ypara Barbate, este crecimiento fue del 3,98%, mostrando un crecimiento de 873 personas.

Para Barbate, es comprensible que la falta de empleo estable, la reducción de los puestos de trabajo generados por la pesca y la salida de mucha gente al litoral levantino, especialmente a Castellón, puedan estar detrás de esta pérdida de población.

Pero para Conil, ¿dónde está la clave? Su actual alcalde, Juan Bermúdez, que tiene unos mandatos detrás, asegura que no podemos decir Conileños de otra manera, «se vive bien de una manera obvia».

Bermúdez continúa diciendo que “los que nos visitan, los que vienen del exterior, ven los atractivos de Conil, la calidad de vida, como ven en otros pueblos, pero que aquí la gente vive bien y que es cierta calidad de vida. vida «.

El concejal Conile señala que «hemos mantenido un crecimiento poblacional constante a lo largo de los años, de más de 6.000 personas en los últimos 25 años, como consecuencia de la pandemia cuando ese crecimiento estaba en la agenda municipal más amplia». Sí, declara, «Vimos un salto, no muy significativo, pero importante, de unas 150 personas más registradas ese año».

Juan Bermúdez cree que La pandemia Covid-19 fue la responsable de este aumento poblacional, tanto por el teletrabajo como porque era necesario estar empadronado en el municipio para poder salir.. A todo esto, dice, “la población se instala en el territorio cuando hay empleo, cuando hay actividad económica, se han llevado a cabo muchos proyectos de vida nuevos, que han dado muchos niños, y esto se ha notado en el crecimiento de los escolares . » A su juicio, «si no hay empleo en un territorio, no hay trabajo, es difícil emprender proyectos de vida, o de otras zonas vienen a trabajar aquí y se quedan como un vecino más».

El crecimiento de la población también sugiere un crecimiento en los servicios que deben proporcionarse a los ciudadanos y dónde crecer cuando se agotan las tierras urbanas. Llegados a este punto, la máxima autoridad de Conile asegura que se encuentran en ese momento crucial de crecimiento, donde deben plantearse “el modelo de crecimiento que queremos, y donde hay que plantearse si es necesario poner a disposición más tierra o no. «

Bermúdez afirma que varios sectores urbanos aún no se han agotadoque espera desarrollar en estos años, y “estamos considerando un nuevo PGOU que requiere una consideración importante y desde hace tiempo saber dónde queremos crecer no es una cuestión urgente ”. El alcalde señaló que cuanto mayor es la población, mayores son los ingresos de la Participación de la Renta del Estado (PIE) y de la Comunidad Autónoma (PATRICA), así como mayores ingresos por tasas e impuestos, que atiende la demanda de la población.

En el nombre de «España vaciada”, Confirma que esto está pasando en Andalucía i localidades de las provincias de Córdoba y Jaén, «Donde la población está disminuyendo, por falta de servicios, no hay calidad de vida, no hay centros educativos ni centros de salud cercanos, en fin, a menos que esos servicios estén al alcance del vecino o de la ciudadanía en general, es difícil regresar , y es difícil generar empleo en esas áreas, porque la gente siempre ha ido donde el trabajo y la calidad de vida son más o menos razonables ”.

Lo contrario ocurre en las localidades costeras, donde, según la concejala de Conile, “Hay vecinos de todo el país, y de muchas nacionalidades, lo que también ha aumentado con el teletrabajo, ya que puedo tener mi trabajo en el País Vasco, y puedo estar en Connell, no sólo tengo que conectarme”, confirmando que conoce a mucha gente que vive en Conil, pero que tiene su oficina en otra ciudad ”, lo que confirma“ lo que notamos durante la pandemia ”, desde el número de registro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *