Tienen su sede los agentes del Área de Protección de Menores de la Unidad de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Andalucía en Málaga. Tres hermanos, un menor, secuestrados en un centro de defensa de Málaga. Fueron detenidas cuatro personas, abuelos y dos tías maternas.

El procedimiento siguió a la solicitud, el 18 de octubre, del Servicio de Protección de las Minorías de Málaga, que pedía la cooperación para la Útil ejecución de una niña de siete años. Además, los tres hermanos de la niña (también menores de edad) ya pasaron a estar en medio de este tipo, donde ingresaron a voluntad de su familia.



Primero, a la luz de la cooperación mostrada por la familia hasta ese momento, admisión voluntaria acordada al centro protección designada, evitando así casos de posible victimización del menor, según ha informado la Junta de Andalucía en un comunicado.

Finalmente, para sorpresa de los investigadores, la familia no admitió al menor en ese centro, y la niña fue con su madre.

Además, según las investigaciones, los familiares escaparon del centro juvenil de los otros tres hermanos, de 10, 13 y 15 años. Los investigadores trabajaron, desde el principio, sobre la hipótesis de que las familias de las madres de los menores organizaron la huida de los niños y los familiares culparon a la madre, sin contar, con el menor de los cuatro hermanos.

Por tanto, ante la gravedad del proceso, y ante la posibilidad de que la madre hubiera huido con sus cuatro hijos, los agentes de la Unidad de Asignación intensificaron la investigación para resolver el caso. Se llevaron a cabo numerosos procedimientos de inteligencia e investigación, al mismo tiempo que se establecieron una serie de mecanismos policiales en los que se identificaron a varias personas.

De esta forma, se descubrió que la madre voló con su hija a Marruecos el 24 de octubre, donde vive el padre biológico del menor, aunque sin reconocimiento legal ya que el expediente de expulsión se originó en territorio español y donde está prohibida la entrada hasta 2028.

Los investigadores encontraron que la familia de la madre escondió a los otros tres menores en las cercanías de Málaga, por lo que se verificaron varias direcciones en diferentes fechas sin resultados. Las investigaciones realizadas encontraron que los niños fueron separados y alojados en diferentes casas con el fin de evitar la investigación policial y su ubicación.

Finalmente, tras un nuevo dispositivo policial en el barrio malagueño donde vivían, donde participaron una veintena de agentes, se registran varias direcciones y dos de los hermanos se encuentran en una de ellas.

Los menores fueron encontrados en condiciones muy precarias (falta de higiene y saneamiento en un espacio reducido) y ellos mismos lo reconocieron luego fueron encerrados durante 18 días protegido por la tía materna. La otra hermana fue luego alojada en otra casa cercana al vecindario. La menor, al igual que sus hermanos, admitió haber estado encerrada durante 18 días en una casa ajena a su familia, pero con su consentimiento.

Los tres hermanos fueron aceptados Centro de Protección de Menores de la Provincia de Málaga. Entonces fueron detenidas cuatro personas por secuestro de menores (abuelos y dos tías maternas), quienes fueron llevados ante la justicia. Para el menor de siete años, el Área de Protección de Menores de la Policía Asignada sigue los trámites que permiten el regreso a España y se puede completar el asentamiento de No Ayudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *