Un nuevo ataque a los aseos tuvo lugar el pasado viernes en el centro de salud de Brenes (Sevilla). Los hechos ocurrieron alrededor de las 19.00 horas. Un usuario acudió entonces al médico de guardia que atendió a urgencias para recetarle un medicamento psicotrópico porque se encontraba muy nervioso.

Según argumentó el Sindicato Médico de Sevilla, “después de que el médico comprobara que le habían derivado a la farmacia el día 13, y le explicara que tendría que tomar más de siete pastillas al día, en lugar de las tres sugeridas, para terminar la caja y le ofreció un medicamento alternativo equivalente para mejorar su condición, él se negó y comenzó a gritar, insultar y amenazar. Un momento en el que le invitaron a retirarse de la consulta para poder seguir con su labor de asistencia con otros pacientes”, explica.

Ayuda

Con las voces, el cuidador y la enfermera acudieron en su ayuda. Por lo que el presunto autor «comenzó a amenazar al guardia». Aparentemente, «metió un bolígrafo en su pecho». También «le dio un puñetazo en la boca». Entre los tres sanitarios lograron inmovilizarlo y mantenerlo reducido hasta que llegaron las fuerzas del orden público, y continuaron con su detención.

“Toda la población atendida regularmente por el personal de emergencia del Centro de Salud de Brenes está en alto riesgo por la acción agresiva del atacante”. Y es que «tuvo que permanecer cerrado unas horas y el médico, la enfermera y el cuidador fueron trasladados al Hospital Virgen Macarena para valorar y tratar sus lesiones», niega el sindicato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.