Saltar al contenido
Portada » Noticias » La directora del Thyssen del Día de la Mujer, Lourdes Moreno, es una de las pocas en lo más alto de los museos

La directora del Thyssen del Día de la Mujer, Lourdes Moreno, es una de las pocas en lo más alto de los museos

Estudió Historia del Arte en la Universidad de Málaga y muy pronto empezó a trabajar en la Fundación Picasso Lugar de nacimiento. lourdes moreno estuvo 22 años en la institución, inicialmente como responsable de las colecciones de Casa Natal, recibiendo fondos como el Cuaderno de las mujeres jóvenes de Avignon. Luego como director general durante seis años.

En 2011 hubo una convocatoria pública de orientación Museo Carmen Thyssenque se inauguró el 24 de marzo de 2011. Quedó segundo y ante la renuncia de su antecesor, a los pocos meses, Moreno aceptó el cargo en el que ha desarrollado su trabajo durante la última década.



“Llevo 33 años comprometido con el arte y la sociedad ha evolucionado mucho, aunque hay que seguir trabajando en esa dirección”, dice Moreno. “Cuando comencé la mujeres en puestos directivos en museos eran muy pocos, hoy en día siguen siendo muy pocos, dado que la mayoría de los equipos de trabajo suelen estar formados por mujeres”, dice.

En su experiencia personal, “fue mi mayor dificultad solución mi vida familiar con la especial dedicación de un puesto de responsabilidad”, muestra la directora del Museo Carmen Thyssen Málaga.

«Cuando empecé había muy pocos puestos de dirección en los museos, hoy en día todavía hay muy pocos»

“Hace unos años, la sociedad era menos consciente de las responsabilidades del hogar. Y esa es una cuestión de educación. Es un proceso a largo plazo y los museos tienen un papel importante que desempeñar para fomentar este tema”, dice.

Las mujeres tampoco lo pasaron fácil. acceso al arte. Una pintora no ha hecho ningún cuadro de la colección de la pinacoteca que dirige, por ejemplo. “Una de las características de las mujeres artistas en el pasado es que casi todas son hijas o han tenido una relación familiar con el taller. En el siglo XIX y principios del XX, se mejoró la conexión personal íntima con una personalidad artística.

De esta forma estas mujeres podrían acceder a una formación artística que en otras circunstancias hubiera sido imposible. Es el caso de Marietta Robusti, hija de Tintoretto, Lavinia Fontana, Artemisia Gentileshi o Angélica Kauffman”, dice Moreno. Arkansas El Prado las mujeres tienen sólo diez obras firmadas.

Web | Otras publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *