La obra de soterramiento de las vías de Feve en Langreo acumula un sobrecoste de 14 millones y el enlace de la autovía de los túneles en Siero, un gasto añadido de 10. Así lo desveló Carolina Morilla -integrante de la lista autonómica de Foro Asturias y, hasta hace unos días, directora general de Minas del Principado- en un acto con simpatizantes y afiliados de FAC celebrado en Ciaño. Morilla repasó otras actuaciones costeadas con cargo al Plan del Carbón que han generado un importante coste suplementario como la Autovía Minera o la «Y» de Bimenes. Sobre esta última obra, la candidata de FAC, que concurre a las autonómicas como segunda en la lista de la circunscripción occidental, aseguró que «con un poco de suerte se acabará en este año con dos millones más de lo previsto». Parte de estos sobrecostes desvelados ahora por la ex responsable regional son computables a la gestión del Gobierno de Álvarez-Cascos.

La eliminación de la vía férrea entre Sama y La Felguera se adjudicó a la UTE formada por Comsa y Contratas Iglesias por un importe de 54,1 millones. El proyecto dispone de 50 millones de la anualidades de 2002, 2003, 2004 y 2005, más una aportación adicional de cuatro millones que realizó en su día el Principado para completar la inversión. La obra está prácticamente paralizada desde septiembre por discrepancias entre la Administración regional y constructoras, aunque recientemente se han retomado parcialmente los trabajos en la zona de la nueva estación de Sama. El soterramiento, según argumentó Morilla, fue «firmado por 50 millones» por lo que «a día de hoy ya lleva un sobrecoste aproximado de 14 millones, cuatro en la fase de adjudicación y diez en el desarrollo de la obra».

La actuación necesita otros 30 millones para completar los trabajos, iniciados en 2009, y proceder a la instalación de las vías, los sistemas de señalización y el tendido eléctrico. La mesa regional de la minería solicitó el pasado año (cuando el PSOE todavía gobernaba en el Principado) financiar ese gasto añadido con fondos mineros, dentro de una partida de 140 millones que también debía servir para pagar el tranvía del Nalón. En cualquier caso, el soterramiento, como las demás obras en ejecución de los fondos mineros, está en el aire tras el ajuste anunciado por el Gobierno central.

En su intervención, Morilla aludió a la «Y» de Bimenes, en ejecución «pero que se empezó a firmar en el año 2002 y lleva 10 años de historia de la que no tendría páginas para escribir el rosario de convenios por los que ha pasado, por tres fases que sumaban 74 millones que acabaron siendo 120 y que con un poco de suerte se acabará en este año con 2 millones más de lo previsto». Se refirió, asimismo, al tramo Mieres-Langreo de la Autovía Minera «presupuestado en 61 millones y que se finalizo por 88» y a infraestructuras que, sin iniciarse, ya acumulan sobrecostes. «Nos volvemos a encontrar con situaciones tales como carreteras firmadas por 40 millones pero que a los dos meses ya suponían 50, el enlace de San Miguel de la Barreda en Siero, o centros de empresas ubicados en escombreras inviables, en Mieres».

La candidata número dos de FAC por el Occidente resaltó que el primer Plan de la Minería «supuso 1.340 millones de euros para Asturias, de los que aún faltan por ejecutar la nada desdeñable cantidad de 192 millones». Y añadió: «Hasta tal punto fueron los desmanes que se llegó a firmar un convenio con el nombre de sobrecoste por importe de 50 millones de euros». Morilla también resaltó el impacto que tendrá para las comarcas carboneras la supresión de las partidas del Plan del Carbón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.