Saltar al contenido
Portada » Noticias » Discotecas pinchazos | «No hay registro de oleadas de drogas en la Comunidad»

Discotecas pinchazos | «No hay registro de oleadas de drogas en la Comunidad»

Un grupo de jóvenes en una discoteca, en una imagen de archivo. / episodio

La representante del Gobierno, Pilar Bernabé, lanza un mensaje de reconciliación ante la proliferación de casos y denuncias en España sobre este método de inyección de sustancias químicas para cometer delitos sexuales.

El representante del Gobierno en la Comunidad ha enviado un mensaje positivo sobre la preocupación en España por la posible inyección de drogas a niñas con fines de sometimiento químico para cometer delitos sexuales en fiestas y concentraciones juveniles.

«No tenemos constancia de este delito en concreto por parte de la Guardia Civil ni de la Policía Nacional en la Comunidad Valenciana», ha explicado Pilar Bernabé en una rueda de prensa celebrada esta mañana. «No tenemos quejas», explicó. No hay casos recientes confirmados.

Como ha destacado Bernabé, “hemos puesto en marcha un plan de actuación tanto en Policía Nacional como en Guardia Civil para reforzar el primer cuerpo de más de 500 efectivos para los meses de verano”. Se pretende garantizar la seguridad en la campaña de verano “en las fiestas patronales y espacios con más aglomeraciones y franjas nocturnas”.

Asimismo, fuentes de la Jefatura Superior de Policía confirman que actualmente no se investiga ningún caso en la provincia de Valencia con este perfil. Y así lo aseguran desde la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM), el grupo especializado en este tipo de delitos.

En esta línea, en el hospital de Dénia este fin de semana fue atendida una joven por un supuesto pinchazo mientras asistía a un festival de música. Fue atendida en la sala de emergencias del centro de salud, pero no necesitó ingreso. El incidente activó el protocolo propuesto para estos casos, incluida la profilaxis postexposición en las primeras 72 horas, que se mantendrá diariamente durante 28 días.

La oleada de supuestas inyecciones de droga con fines de sumisión química en los Sanfermines ya ha desatado el miedo en gran parte de la Península desde mediados de julio. La Policía Foral de Navarra recogió hasta cuatro denuncias durante las fiestas taurinas (de tres niñas y un niño) que declaraban estar enfermas tras sufrir pinchazos en zonas concurridas de Pamplona. Ante esto, saltó la alarma en otros países europeos, como Francia, Reino Unido, Bélgica y Holanda.

En la Comunidad, y hasta el miércoles 13 de julio, se produjeron tres incidentes que dieron lugar a investigaciones por parte de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Hubo averiguaciones pero no prosperaron en forma de denuncia ni de juicio porque no llegaron a nada.

Los primeros se produjeron
en un ambiente disco en Dénia. Al menos dos chicas acudieron a la Policía Nacional a denunciar que estaban enfermas tras sufrir pinchazos. Pero los exámenes médicos realizados no encontraron éxtasis ni otras sustancias que se utilizaban para realizar el sometimiento químico de las víctimas.

Fuentes policiales consultadas por LAS PROVINCIAS señalaron que «la psicosis por estos hechos» fue uno de los motivos por los que se recibieron alertas sobre casos similares. El otro episodio lo vivió en Alicante. Luego, concretamente en la Guardia Civil de El Campello, se investigó la notificación de una joven de 19 años. El misterio se trasladó esta vez a un vagón del TRAM de Alicante. Ahí es donde viajaba la chica antes de empezar a sentirse mal. Dolor de cabeza, náuseas, mareos y finalmente desmayos y pérdida del conocimiento son los síntomas que presentan muchos de los que sufren este tipo de ataque químico.

En el caso de El Campello, la joven acudió a las Fuerzas de Seguridad cuando descubrió un día después que tenía una pierna magullada. Como ya había pasado mucho tiempo desde el supuesto ataque, el análisis no pudo confirmar si le habían inyectado alguna sustancia o solo el piercing. Así que el caso quedó como uno más de tantos en los que hubo avisos y alarmas que sucedieron en los últimos meses y tenían miedo a las sumisiones químicas.

Periodista de Écija en Diario Écija | Otras publicaciones

Antonio Gómez es un conocido periodista en España. Nació en Écija, Andalucía, el 3 de diciembre de 1963.

Tras estudiar periodismo en la Universidad de Sevilla, comenzó su carrera trabajando para diferentes periódicos de Andalucía. En 1988, entró en la plantilla de El País, uno de los diarios más importantes. Ha sido corresponsal en Madrid y Bruselas, y actualmente trabaja para DiarioÉcija.com.

Gómez ha ganado varios premios por su trabajo, incluido el Premio Nacional de Periodismo en 2001. En 2006, fue nombrado Periodista del Año por la Asociación de la Prensa Española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.