Saltar al contenido
Portada » Noticias » Un tesoro de Valencia guardado en Burjassot

Un tesoro de Valencia guardado en Burjassot

Los silos que alberga el municipio limítrofe con la capital: un monumento histórico-artístico poco conocido que recuerda la rica tradición agrícola de la Comunidad de Valencia.

El Corazón Agrícola de Valencia: Un Legado en Silos

La Comunidad de Valencia, en España, es conocida por su rica tradición agrícola y su producción de alimentos de calidad. A lo largo de los años, ha sido un importante centro de cultivo y exportación de productos agrícolas, siendo uno de los principales motores económicos de la región.

Silos de Burjassot: Monumentos Históricos Ocultos

En el municipio limítrofe con la capital, se encuentran unos silos que son considerados un monumento histórico-artístico poco conocido pero de gran valor cultural. Estos silos, construidos en 1573, fueron utilizados para almacenar los cereales y productos agrícolas que se producían en la zona.

Los silos, de gran tamaño y construidos con materiales como el ladrillo y el hormigón, son un testimonio de la importancia que tuvo la agricultura en la región durante el siglo pasado. Durante décadas, los agricultores locales depositaban sus cosechas en estos silos, que se convirtieron en un símbolo de la prosperidad y el desarrollo económico de la zona.

Aunque en la actualidad los silos ya no están en uso, han sido conservados y restaurados como un monumento histórico-artístico. Su preservación es un recordatorio de la importancia que tuvo la agricultura en la Comunidad de Valencia y de cómo ha evolucionado a lo largo de los años.

Descubriendo la Historia: Los Silos del Siglo XV

Un contribuidor de este diario nos precisa que los Silos de Burjassot, construidos en 1573 y no en la década de 1920 como se creía, representan un legado histórico en la Comunidad de Valencia. Estos silos subterráneos, excavados en una loma con forma de garrafa, servían para almacenar trigo, un recurso esencial pero escaso en Valencia, que a menudo se importaba para satisfacer las necesidades de la población. La mayoría de sus paredes están revocadas de mortero de cal, salvo uno, revestido de ladrillos, que se usó como refugio durante la Guerra Civil. Este complejo de 41 silos es un testimonio de la rica tradición agrícola de la región y su evolución a lo largo de los siglos.

Leer también:  ¿Puede Carlos Soler jugar contra el Real Madrid?

Conservación de los Silos: Un Puente al Pasado Agrícola

Además de su valor histórico, los silos también tienen un atractivo estético. Su imponente presencia y su arquitectura singular los convierten en un lugar de interés para los amantes de la historia y la cultura. Además, su ubicación privilegiada en el municipio ofrece unas vistas panorámicas de la zona que son realmente impresionantes.

A pesar de su importancia, los silos son poco conocidos tanto por los turistas como por los propios habitantes de la región. Esto se debe, en parte, a la falta de promoción y difusión de este monumento. Sin embargo, en los últimos años, se han llevado a cabo iniciativas para dar a conocer los silos y resaltar su valor histórico y cultural.

La visita a los silos puede ser una experiencia enriquecedora para aquellos que deseen conocer más sobre la historia y la tradición agrícola de la Comunidad de Valencia. Además, el municipio ofrece otras atracciones turísticas, como museos y rutas de senderismo, que complementan la visita y permiten descubrir más sobre la cultura y la naturaleza de la región.

Un Tesoro por Descubrir: Los Silos de Burjassot Hoy

En conclusión, los silos que alberga el municipio limítrofe con la capital son un monumento histórico-artístico poco conocido pero de gran importancia para la Comunidad de Valencia. Su preservación y difusión permiten recordar la rica tradición agrícola de la región y poner en valor su patrimonio cultural. Sin duda, una visita a estos silos es una oportunidad única para conectar con la historia y la identidad de la Comunidad de Valencia.

Leer también:  Encuéntrate en el Pas Ras de Port Valencia 2022
Periodista de Écija en Diario Écija | Otras publicaciones

Antonio Gómez es un conocido periodista en España. Nació en Écija, Andalucía, el 3 de diciembre de 1963.

Tras estudiar periodismo en la Universidad de Sevilla, comenzó su carrera trabajando para diferentes periódicos de Andalucía. En 1988, entró en la plantilla de El País, uno de los diarios más importantes. Ha sido corresponsal en Madrid y Bruselas, y actualmente trabaja para DiarioÉcija.com.

Gómez ha ganado varios premios por su trabajo, incluido el Premio Nacional de Periodismo en 2001. En 2006, fue nombrado Periodista del Año por la Asociación de la Prensa Española.

2 comentarios en «Un tesoro de Valencia guardado en Burjassot»

  1. Hola. Agradezco el artículo que publica ese diario de Écija sobre Los Silos de Burjassot, aunque en el mismo existen varios datos erróneos. En primer lugar, su construcción se inició en 1573 (ahora hace 450 años), no en 1920 como se indica. En segundo lugar, se trata de silos excavados en una loma (como si fueran pozos, pero ampliados en su base, con forma de garrafa), y las paredes interiores de estos silos son las que estaban revocadas de mortero (de cal) y solo uno de ellos de ladrillos, ya que ese silo (de los 41 que existen) se utilizó como almacén y refugio durante la Guerra Civil, y esa terminación data de esa fecha. Por último, estos silos se utilizaron para guardar trigo, alimento principal de la población en el siglo XVI y posteriores, y precisamente ese era un cereal del que Valencia era deficitaria, importándolo por mar desde otros países del Mediterráneo, ya que la producción local representaba como mucho un tercio del consumo de la población. De ahí la necesidad de su construcción.
    Espero haber aportado algo más de información al respecto, y les agradezco el interés demostrado por este monumento. Gracias

    1. Hola Angel,

      Agradecemos mucho tu comentario y la información adicional proporcionada sobre Los Silos de Burjassot. Es importante para nosotros corregir cualquier dato erróneo y proporcionar la información más precisa a nuestros lectores. Gracias a tu aporte, ahora entendemos que la construcción de los silos data de 1573, no de 1920, y que su diseño y uso son mucho más singulares de lo que inicialmente reportamos. Apreciamos sinceramente tu interés en asegurar la precisión histórica y cultural de este importante monumento. Vamos a actualizar nuestra información para reflejar estos datos correctos.

      Gracias de nuevo por tu valiosa contribución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *