Saltar al contenido
Portada » Noticias » El Tribunal Supremo confirma la condena de los evangelistas que provocaron una estampida en el metro de Valencia.

El Tribunal Supremo confirma la condena de los evangelistas que provocaron una estampida en el metro de Valencia.

En un inusual incidente que tuvo lugar recientemente en España, ocho predicadores alemanes y un iraquí fueron multados con 1.000 euros después de entrar en un tren de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) portando cruces y lanzando mensajes de terror y apocalípticos. El suceso dejó desconcertados a los pasajeros y desencadenó una respuesta inmediata de las autoridades.

El incidente tuvo lugar en un tren de la línea 9 de FGV, que conecta las localidades de Alboraya y Riba-roja de Túria en la Comunidad Valenciana. Según los testimonios de los testigos, los predicadores entraron al vagón portando cruces e inmediatamente comenzaron a gritar y lanzar mensajes alarmantes que hablaban del fin del mundo y el juicio final.

Los pasajeros quedaron atónitos ante esta inusual escena, sin saber cómo reaccionar ante lo que parecía ser una situación inquietante. Algunos intentaron alejarse de los predicadores, mientras que otros trataron de ignorarlos y seguir con sus actividades habituales.

Sin embargo, los efectivos de seguridad de FGV actuaron rápidamente y lograron detener a los predicadores mientras el tren se encontraba en la estación de Alboraya-Peris Aragó. Fueron escoltados fuera del tren y posteriormente multados con 1.000 euros cada uno por alterar el orden público.

Aunque no se informó sobre las motivaciones exactas de los predicadores, se especula que podrían estar relacionadas con su creencia religiosa y su deseo de difundir su mensaje apocalíptico. Sin embargo, el hecho de que el grupo estuviera compuesto principalmente por ciudadanos alemanes y un iraquí ha planteado interrogantes sobre la conexión entre la nacionalidad de los predicadores y su actuar.

Este incidente ha vuelto a poner de relieve la importancia de garantizar la seguridad en el transporte público y la necesidad de abordar cualquier comportamiento perturbador o amenazante de manera inmediata. Las autoridades locales y FGV han reafirmado su compromiso de mantener la tranquilidad y la seguridad de los pasajeros en todo momento.

Leer también:  Poder femenino en la noche valenciana

En conclusión, el incidente de los predicadores alemanes y el iraquí en el tren de FGV ha dejado perplejos a los pasajeros y ha llevado a la imposición de multas por alteración del orden público. Si bien las motivaciones exactas de los predicadores no se han aclarado, este suceso destaca la importancia de la seguridad en el transporte público y la necesidad de abordar rápidamente cualquier comportamiento amenazante o perturbador.

Periodista de Écija en Diario Écija | Otras publicaciones

Antonio Gómez es un conocido periodista en España. Nació en Écija, Andalucía, el 3 de diciembre de 1963.

Tras estudiar periodismo en la Universidad de Sevilla, comenzó su carrera trabajando para diferentes periódicos de Andalucía. En 1988, entró en la plantilla de El País, uno de los diarios más importantes. Ha sido corresponsal en Madrid y Bruselas, y actualmente trabaja para DiarioÉcija.com.

Gómez ha ganado varios premios por su trabajo, incluido el Premio Nacional de Periodismo en 2001. En 2006, fue nombrado Periodista del Año por la Asociación de la Prensa Española.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *